Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
predicado

Registro nuevos escritores

portada nuevas obras Escritores Red Social
Soporte Técnico Leer situación de predicado
Usuario Contraseña
+ Recuperar contraseña Recordarme
Esta viendo una obra
NaturalGuama BookTuber  
 
Diadema Seráfico en Cartagena
 
Diadema Seráfico en Cartagena
 
La barbacana costanera de la embocada bahía colombina, sitiada por la careada artillería conquistadora, dejaba ver sobre su amurallada rambla, indeleble la luna irrumpir intempestiva, rebosante, acordonada del advenedizo meteoro que la escudaba con sorprendente trasluz, envolviéndola en un nimbo galáctico, que impregnaba al celaje con tiento diadema seráfico.

Aquel versado cosmos, asestaba con destello cautivante al balconeado caserón donde arrellanaba en mi cándida hamaca; y así reticente ante ese profético acontecer, dispuse seguir la resabia de su huella ex-temporal, la cual prodigaba maleada calavera inquisidora, pasando a través de una bóveda disoluta; y cobijándome en un trincado fortín, sacrifiqué al virtuosismo triunfal de aquella madriguera lírica, consolado por el diáfano alminar que enfrentaba un impactante arreglo peninsular.

Tendía transpuesto sobre aquella lustrada mazmorra, provista de broncínea péndola a carillón, la cual hacía vibrar con estruendo bendito, al empedrado mural donde colgaba, acompasando al batiente reverbero anunciando con filo de aguja cosida, la prominente medianoche sofocando el ayer.

Mientras yo proclive aventurero, me perfilé inmaculado patriarca de la diana, hasta que una caldeada brisa montanas, transmitió con agüero de aureola tropical al quid naciente.

Y así vagué exacerbado por aquel transpirado atrevimiento, hasta fondear mi esquife mágico, al avizorar el fierro cetro de una reminiscencia ensordecida, la cual me arrullaba con oleados vaivenes, desplazándome tal omiso bucanero, hasta un prominente malecón que asedié, mientras su embriagado báculo desvaía; tomándolo junto a una desalmada flota de corsarios resucitados, quienes reñían sedientos bribones, por el afiligranado botín que estampé con relumbre de gema encadenada, sobre mi pecho ungido de concordia.




Copyright ©onti
Derechos Reservados ®


   
 
 

Fin
 

Comentarios para esta obra
Para poder comentar debes estar registrado


 
  De: continu
Nombre: conti contin...u.
Publicacíon: 21-Septiembre-2008
conti contin...u

 
 

Opciones para esta obra:
(opciones solo para usuario registrados)
  Obras recientes:
~ sigue...+ publi 04-11-2016
~ K LEÌ 2 COPIO 07-05-2016
~ (Re-Loaded) FAN 15-12-2013
~ ...SÉ... 20-10-2012
~ verso idílico 17-12-2010
~ Solfeo Allegro 06-11-2010
~ Estrella Mágica 23-05-2010
~ SANTIAMÉN LÍRI 08-02-2010
~ Diadema Seráfic 21-09-2008
~ Visos de expres 14-09-2008
+ Ver mas obras
 
 
Seguidores de continu
predicado
predi-pix
carmi
carmigna
satau
satau
conti
contin
conti
conti
conti
continuad
+Ver todos
Escritores Red Social


Políticas de publicación.

 
 
Complete Directory