El lenguaje de los árbolesObra Galardonada

Existe una leyenda que cuenta sobre las brujas del desierto que al ser perseguidas por sus poderes, éstas los depositaron en los árboles de toda la tierra. Pasó el tiempo donde el secreto estaba resguardado en cada hoja, hasta que un día, un hombre enamorado al que le habían roto el corazón se acercó a un árbol a llorar sus penas. #8220;No llores querido hombre, solo no estás#8221; Le dijo el árbol sacudiendo sus ramas. El hombre, sorprendido, porque los humanos no entienden que todos los seres pueden hablar; con tiento le contestó: #8220;No es que me encuentre solitario, es que no soy correspondido#8221; Le dijo abrazando su tronco. El árbol, que contenía la sabiduría del viento y el poder de las brujas, le confesó que en realidad, a veces era necesario no ser correspondido. #8220;Mira mis ramas#8221; le dijo sacudiendo todas ellas bañándo al hombre de sus hojas. El hombre no entendía, y movió la cabeza mientras seguía mojando sus mejillas. #8220;Cada rama, representa el amor del corazón de un ser humano, cuando es sanado otra rama nace, hasta que el hombre entiende que el amor no es doloroso y entonces comienza a amar más puramente y sin miedos. Hasta que se encuentra con su alma gemela y ¡zaz! Miles de ramitas salen por todos lados, como éstas en mis dedos. Es entonces, cuando mi tronco se hace fuerte por las raíces y puedo engendrar semillas. El hombre, a pesar de que el árbol hablaba su mismo idioma, no lograba entenderlo, sus lágrimas eran saladas como el capricho. #8220;mm este hombre no conoce el lenguaje del amor, es mejor callar, seguramente, su árbol, será un arbusto pequeño al que aun no le nace ni la primer rama#8221; Fue entonces cuando los árboles renunciaron a hablar nuestro lenguaje. C@ATARINA

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)