Realidad MetafóricaObra Galardonada

Como una piedra cansada de mantener la misma forma a través del tiempo, mi mundo erosionado cada vez que te veo; como dos grandes columnas helénicas sobreviviendo a devastadores imperios, tus muslos erguidos sobre la alfombra de mi suelo corroído; como el oxígeno acumulado en el último suspiro de vida, la esperanza de tu seno izquierdo en una de mis manos; como dos largas lágrimas de río llorando en sequía, tu risa amazónica desbordada ante mis falsos augurios; como la tristeza negra de los peces hundidos en un mar de petróleo, la temporalidad nauseabunda de las rejas que me encierran; como la incertidumbre de una lluvia absurda que cae en mañanas soleadas, nuestro encuentro entre palabras inútiles inundando, cada día, mis realidades desérticas.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)