La no muy joven Luisa

Tan demasiado bella como no era. Con tanta felicidad que nunca tuvo Que grande y espacioso nido, Jamas abrigo su humanidad leve. Cuantos muchos amantes, no le amaron... Cuantos dias hermosos nunca vivió

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)