No siempre

No, no siempre se quedan eternos en la tierra los seres que amamos. No siempre, nos quedamos aqu, volvemos a la tierra, nos hacemos polvo o barro, nos esfumamos en la carne. No siempre seguimos aqu, rondando soles o lunas, caminando sombras o escribiendo palabras que pretenden ser versos. No siempre...sin embargo, eso etreo que nos une a algunas almas, por s eternas ellas, eso, s perdurar en lo eterno de cualquier dimensin. Hoy, 10 de junio de 2012, parti la escritora, poetisa, msico cubana, Carmen Luisa Pinto Pereira, mujer, madre, esposa, amiga de sus amigos, amiga de mi alma, hermana de la vida. Extraarse es un raro sentimiento, cuando siempre se tuvo la certeza de haberse conocido desde estadios pasados o desde siempre. Hoy, mi pluma est de luto. (Migdalia) Entrevista de Pedro Pablo Santiesteban a Carmen Luisa Pinto P., en ocasin de la publicacin de su poemario IMPRONTA. Impronta, un regalo de la Seora Poesa Sale a la luz prximamente su segundo libro, y el primero en el gnero de poesa Hace ya un tiempo tuve la oportunidad de escribir un artculo sobre la presentacin de una mujer que se empina sobre la estructura de las letras con su genial poesa, haciendo frtil cualquier camino rido con el ritmo inconfundible de su prosa. Para aquel entonces, esa mujer, a quien denomin como Seora Poesa, increblemente no tena ningn libro publicado. Hoy, como honor indiscutible que asume nuestra Editorial Voces de Hoy, sale a la luz prximamente su segundo libro, y el primero en el gnero de poesa, cuyo ttulo ya nos lleva por los pasillos de la buena literatura: Impronta. Para conocer un poco ms sobre este venidero poemario, me fui a buscar a su autora, coincidiendo ese da con el revuelto ambiente de una mudada. Y es que Carmen Luisa Pinto, creadora de esta obra potica que nos ocupa hoy, se encontraba en la tediosa tarea de buscar un nuevo acomodo a cada cosa misteriosa y caprichosa que conforma un hogar. Sin embargo, eso no le impidi recibirme para contestar unas breves preguntas: Por qu Impronta? Porque Impronta, como aclaro en el libro, son huellas, marcas, y yo no soy ms que un largo camino empedrado de esas, las huellas de mi alma. Qu sera Carmen Luisa sin poesa? Una jungla sin fieras, una noche sin fantasmas, un misterio! Este poemario lleva un excelente prlogo de la poeta y escritora venezolana Migdalia B. Mansilla R., a quien me honra conocer. Cmo surge ese encuentro entre ustedes, ambas grandes poetas de hoy? A travs del poema. En una de esas pginas donde nos atrevemos a penetrar sin dar el rostro conocido, pero exponiendo el corazn al viento. As, como en una estrategia del destino, dej al pie de un poema mo su comentario, palabras que evidenciaban a una mujer como pocas haba conocido. Le respond y la amistad se sent en un trono de majestades que a pesar de no habernos podido estrechar jams en un abrazo clido, s nos ha permitido entregarnos un conocimiento infinito de nuestra obra humana y literaria, pero sobre todo nos ha dado la certeza de un cario que es a mi juicio, el mejor de todos nuestros poemas. Cmo concibe Carmen Luisa la creacin de un poema? Como lo imprevisto de un sueo, como lo inesperado de un antojo, como lo inexplicable de un instante. Cul es el estado de nimo que pudiera lograr mayor inspiracin para provocar unos versos? Nunca me he propuesto nada cuando entro a mi guarida de silencios Todos, cualquiera que te lleve al borde de un suspiro, un sueo, un abismo, una lgrima. Una injusticia, un atropello, un dolor, un amor, un hijo, una madre, la Patria, un adis, un beso El verso es el resultado de una vivencia, de un recuerdo, de la felicidad, de la tristeza, de la melancola, de la ensoacin, de lo real o de lo absurdo, de lo tangible e incluso, de lo que no sabemos o desconocemos pero nos ronda en esas noches de fantasmas y aparecidas, eso t lo sabes. Buscas trasmitir algo determinado en tus poemas, o simplemente surgen como resultado de la llamada inspiracin? Nunca me he propuesto nada cuando entro a mi guarida de silencios. Cuando estoy all, soy yo, y nadie ms que no sea lo que quiere salir fuera de m me acompaa. Tan es as que escribo desde que tengo 12 aos y nada di a conocer hasta pasado los cuarenta y a instancia e insistencia de amistades muy ntimas. Mis poemas los dej vivir entonces, como constancia, para no olvidar en mi vejez que en algn momento estuve viva, ahora, les permito existir porque me demuestran que contino existiendo. Tiene Carmen Luisa alguna lista de poetas preferidos? No, no la tengo. Lo que tengo es una larga lista de poemas que me atraparon y me sentaron a la vera de su embrujo, desde las famosas Doloras que mi padre puso en mis manos a la edad en la que los otros padres ponan el libro Haba una vez. Tengo entre mis tantos defectos, el de concederle a los nombres de los autores muy poco lugar en mi memoria, tal vez en un intento supremo de lograr espacio disponible en el disco duro para sus obras que son en realidad lo importante. Un poema, sin importar su autor, es lo que nos alimenta el espritu. Da igual que sea de Campoamor, Roque Dalton, Nelson Jimnez o Alain de Len. Qu esperas brindarle al futuro lector de Impronta? Les ofrezco instantes inolvidables de mi vida, piezas nicas del rompecabezas de mi historia sentimental. Y soy testigo que eso es lo que encontraremos en cada pgina de Impronta, entraremos a husmear en la intimidad de una de las mejores voces de la poesa contempornea, donde cada verso lleva al encuentro de la musicalidad de una voz, capaz de acariciar y golpear al unsono, con la magia increble que transmiten sus poemas. Les ofrezco instantes inolvidables de mi vida, piezas nicas del rompecabezas de mi historia sentimental Pedro Pablo Prez Santiesteban Editorial Voces de Hoy De su autora este poema, que escribi hace tiempo, como premonicin de su temprana partida: No siempre No siempre podemos ser sueo, mariposa colorida, flor que aroma el sendero bajo aquel arcoris refrescado de lluvia suspendida. No siempre hemos de andarnos de castauelas en baile de corrida, ni de campanas al vuelo en das de fiesta porque todos los das no nacen santos coronados de fieles para ferias. Hay otros que andamos de mortaja tras las huellas que hicimos de un antojo, o de locos tentando a la miseria, o feria desmontando los andamios recogiendo lo ltimos tinglados del montaje de fiesta pueblerina quedndonos hambrientos, trasnochados. Entonces olvidamos la bulla de la risa, nos ponemos huraos con la vida, nos hacemos de lstima invasiva, herejes en la duda de ese cielo al que pudimos ir cuando cremos que hacamos de miel el universo, para poder llamarlo paraso. Pero no siempre podemos ser sueo, la vida trascurre en un empalmado que permite el paso pues de tiempo en tiempo. Aprovecha y re cuando est presente el simple motivo de algn desparpajo, vuela mariposa sobre los jardines de tus fantasas besando a las rosas esos otros das de cosas hermosas, de amores que matan pero mientras mueres, baten castauelas de nueva corrida con bulla de feria, vuelo de campanas para el nuevo tiempo de la misma vida. Carmen Luisa Pinto Pereira

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)