predicado

Registro nuevos escritores

portada nuevas obras Escritores Red Social
Soporte Técnico Leer situación de predicado
Usuario Contraseña
+ Recuperar contraseña Recordarme
Esta viendo una obra
NaturalGuama BookTuber  
 

EL MAGO DE LA PALABRA

EL MAGO DE LA PALABRA
 
Bueno, bueno, esta historia que les voy a contar, no es una bagatela que debas olvidar, o que la consideres un asunto de leyenda o mito, es una cuestin para que uno abra bien los ojos para darse cuenta que es cierto, y si no me creen, cuando menos lo esperen, sern vctimas del mago de la palabra, si bien que yo lo s, pues mas de una vez qued presa de una fiesta de letras que bueno, #8220;pa#180;qu les cuento mas#8221;.

Pues resulta que en eras pasadas, haba unos ancianos que si bien no contribuan a su comunidad cargando grandes troncos de madera para las chimeneas, o cazaban enormes bestias para el alimento, lo hacan con un asunto mucho mas esencial.
Utilizaban un arma poderosa llamada palabra, y la usaban con tal destreza que aun puedo mirarlos ntidamente a cada anciano, sentado en una hamaca, o quiz en alguna banqueta, - a ellos ya no les importa ensuciarse, es parte de su fantstica virtud que los hace tan sabios y poderosos- y comenzaban a hablar as:

#8220;Cuando joven, trabajaba en una mina de San Luis Potos, all por el norte fue donde nac y ah mismo fue donde aprend sobre aquellos espritus de la buena suerte, que siempre te acompaan si devuelves lo extraviado#8221;

Y uno sin saber, caa presa del mago de la palabra y entonces los nios crecamos devolviendo cosas extraviadas:
#8220;Quin sabe si sea cierto, pero por si las #8220;moscas..#8221; Decamos de nios.

Tanto aprendimos de su palabra que la maldad se qued sola convirtindose en persona oscura, cuyo camino serpenteaba entre las aldeas, y cuando pasaba fuera de las cabaas intentando contagiar de negro la lengua de los habitantes, los ancianos lo remendaban siempre con su dulce palabra.

Fue entonces que la maldad los secuestr llevndoselos en un manto de silencio, dejndonos a todos a merced de su amargura.

Pero no se abrumen catarinas y escarabajos que aunque ya no he vuelto a ver mi abuelo, l me enseo a buscarlo en sueos, o al despertar cuando el alba dibuja todo el jardn o en los crepsculos cuando las sombras de los rboles se van haciendo chiquitas, -en realidad no importa a qu hora- lo llamo para que me susurre cuentos de miel, cuentos de catarinas o cuentos de cosquillas, para que la persona oscura que llama a mi casa de vez en cuando, se convierta tambin en mago de la palabra.

Por eso, usa bien las palabras, no digas por decir, esto que te digo, es un arma poderosa, no lo uses para lastimar y sobre todo, cuenta con ella para calmar a los corazones descobijados.

FIN

Dedicado a mi abuelo que sigue contndome historias aun cuando ya no comparta con l la cena de cada domingo.


   
 
 

Fin
 

Comentarios para esta obra
Para poder comentar debes estar registrado


 
  De: catarina
Nombre: catarina de cuentos.
Publicac�on: 12-Diciembre-2012
catarina de cuentos

 
 

Opciones para esta obra:
(opciones solo para usuario registrados)
  Obras recientes:
~ LA LEYENDA DEL 24-02-2017
~ EL MEJOR PORTER 16-02-2017
~ Espacio sideral 09-12-2016
~ La marcha del N 05-05-2016
~ La enfermedad d 02-02-2016
~ ENSAYO SOBRE LA 28-12-2015
~ El vecino enoja 16-02-2015
~ Pantanos en mis 03-02-2015
~ HOTEL DE HORMIG 03-12-2014
~ Cuento corto pa 22-09-2014
+ Ver mas obras
 

Seguidores de catarina

rodri
rodrigo torrez
solde
soldenoche
faust
faustogarciahorta
latin
latinheart
djf
djf
polux
poluxnorio
besos
besos-de-seda
marce
marce
jrceb
jrceballos
shimb
shimbaque
chinc
chinca c. salas r
gabri
gabriela darbel
yeman
yemanya
psyke
psykedelico
elgri
elgrilloverde
sin_f
sin_firma
mario
mario_clon
lost
lost
novy
novy
aleja
alejandrapaola
yoni
yoni
tarde
tarde
enzod
enzodavid
migbe
migbet55
heter
heteroflexible
danie
danielaft95
atila
atilayloshunos
yo-el
yo-ello-superyo
+Ver todos