La vida para más de alguno tiene sorpresas (Soneto Alejandrino)

Los dolores y penas son una indiferencia. Un licor embriagante se cruza en su camino sobre cuerpo endiosado, su aroma femenino sin volver su mirada se entrega a su cadencia. En camino a galaxia con vuelta, por su esencia alumbrados por Sirio, Orión hasta el destino dimensión fractal* que tiene un astro en remolino arribaron a una isla, quedando en su inmanencia. Fueron dioses que dieron sonrisas a su vista bajo oscuras neblinas, del sur, también del norte medianoche sin luna, su amor protagonista. En un día cercano, con su alma que es de artista volverán con las llaves, teniendo pasaporte para abrir laberinto, virtual o surrealista. (*) Las dimensiones fractales son fraccionarias y son infinitas, por ejemplo 0,5. © Lionel Henríquez B. Noviembre 20, 2014

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)