Etéreo

Palabras, gritadas en silencio. Sonidos, repletos de colores, convirtiéndose en aceite, deslizándose lentamente por mi nuca. Plumaje en llamas, diseminando letras, -cenizas- poesía en mi espalda baja. Mi cuerpo, se ha vuelto etéreo; ya no hay dolor en mi mente. Finalmente vuelvo a respirar.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)