La enfermedad del asustado

"Los pasos se hacan ms agudos conforme el escarabajo avanzaba hacia la cima, no saba exactamente haca adnde deba ir, slo saba que de algn modo, la cspide estaba a la altura de sus mentiras." "A la altura de sus mentiras?" pregunt la Catarina pequea al escuchar el cuento. "Un embustero por cada mentira que dice se va alejando adonde pocos podrn seguirlo, es por eso que no debes condenarlo, las mentiras lo tienen secuestrado, son como un virus que ataca los corazones ms inseguros con la efmera sensacin de seguridad, es la enfermedad del asustado" Explic la abuela. "Las mentiras, son una de las terribles pesadillas de los adultos, debo decirte amada ma, aparecen con frecuencia para salir de apuros ligeros o tomar ventaja de los dems, y otras veces las ms agresivas brotan para fingir que eres alguien que no existe, y es cuando el farsante se va desapareciendo poco a poco de nuestras vidas, por eso no debes llorarle al mentiroso, se comenz a morir aos atrs cuando decidi engaar." Continu. "Entonces son verdad todas las leyendas de las mentiras" Dijo asombrada la nieta. "Tan reales son que si miras los ojos de un tramposo, ellas se mostrarn ladinas entre sus pupilas, bailando la danza del asustado y mientras ms asustado est el enfermo aparecen ms grotescas, pero no te aflijas pues querrn atacarte, mantn la calma y defindete con valenta." "Pero si son como bichos funestos, qu es lo que podra derrotar a esas larvas insensibles?" Pregunt la moza catarina. "Las verdades, stas pululan menos que las mentiras, pero son fuertes e indestructibles, algunas lastiman porque tienen que alcanzar capas profundas de la piel si se ha estado expuesto mucho tiempo a las mentiras, pero no te alarmes es para sacar el veneno que las mentiras han dejado para luego limpiar con amor y dar as el abrazo de la libertad" "Libertad?" Dud la oyente. "La libertad es como el mar que nos acaricia los pies despus de un arduo da de trabajo, es la recompensa de haber cargado en los desnudos hombros a las verdades, no importa cun penosas sean algunas, si son dichas con amor, siempre darn el precioso don de la libertad." "Y los que tienen la enfermedad del asustado?" Dijo preocupada la Catarina. "Ellos tienen dos opciones, la primera eleccin es maravillosa porque cada mentira es una oportunidad nueva para usar la verdad y as encontrar la liberacin, as que son infinitas sus oportunidades, por lo que lo ms recomendable es mostrarles cun hermosa es la libertad para que ellos la deseen tanto que tengan que llamar a las verdades.#8221; La abuela qued en un profundo silencio, como si hubiera llegado demasiado lejos con su nieta. "Y la segunda opcin que tienen?" "Desaparecer lentamente entre los vivos, hasta que su muerte sea inconfundible y su recuerdo sea enterrado junto con sus mentiras, olvidado por completo como el excremento que se desintegra con los das verdaderos." Un muerto que vivi con mentiras est condenado a ser olvidado. FIN

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)