Penumbra

Se asoman las sombras de las sbanas y muerden mi lado indecente, mi parte ms demente e insistente arremete murmurando locuras que me atrevo a ver en el cercano presente. Le temo? no lo s, descubr finalmente el fuego que baila con mis demonios en el epicentro de esta lujuria, de la misma furia que se desata cuando me abandono a los sentimientos. Miro el reflejo en un espejo mojado y me fundo con las llamas, con las cenizas, con lo oscuro que puede ser el llamado de mi alma y la voz de mi garganta se queda en el nudo. En la penumbra del silencio los secretos se filtran entre las cortinas y los momentos susurrndome al odo "muerde despacio", pero soy animal de instintos violentos. Quiero herir, quiero ceir con cadenas, quiero ser el tirano que decreta las penas y el placer de la noche que profana la espalda manchada de todas las estrellas.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)