Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
predicado

Registro nuevos escritores

portada nuevas obras Escritores Red Social
Soporte Técnico Leer situación de predicado
Usuario Contraseña
+ Recuperar contraseña Recordarme
Esta viendo una obra
NaturalGuama BookTuber  
 
La Segunda Parte de una Eterna
Historia
 
La Segunda Parte de una Eterna Historia
 
A medida que cae la noche
se acrecienta tu ausencia,
aumentan mis tristezas
y la soledad,
adopta su mayor aire de grandeza.

El final del día
se apremiaba
cuando entre caricias
me contabas con tanta energía
tus aventuras y manías,
robándome cientos de sonrisas.

Y así mismo
el cansancio se esfumaba,
los malos ratos se olvidaban
y nos fundíamos, irremediablemente,
bajos nuestras sábanas,
con absorta indiferencia
de la hora y las tareas
y con plena conciencia,
de esa unión perfecta.

Descubrimos amaneceres
con más brillo y placeres,
embelesos y florecientes
al borde de nuestras pieles,
cada que una caricia
nos daba la bienvenida
a un nuevo día.

La mañana,
con desayuno y café en la cama,
era el inicio perfecto,
de ésta historia despreocupada,
pero con más profundidad
que cualquiera de las pasadas.

Y como siempre,
al llegar la noche,
la luz de la luna,
atravesando la ventana,
le ponía la cereza,
a la inolvidable maravilla,
de que acompañaras mi vida.

Muchos años han pasado
desde que ya no estás en éste lado,
la vejez o el destino,
te robaron de mi camino,
y en la inexorable fuente,
de mi abrupta memoria,
los días y las noches
aún tienen tu aroma.

Y es que, a pesar de tu ausencia
hay un núcleo de acero
que mantiene mi conciencia
erguida y frenética
recordando tu presencia,
aunque exhausta de tristeza,
de mil vueltas en mi cama,
y acabe mortificada.

Pero, sigue ésto
sin ser excusa válida
para dejar de abrazar
tus recuerdos en mi almohada,
mientras la tuya la mantengo
intacta, con desespero,
para que conserve
el aroma de tu cabello.

Un bastón sostiene mi cuerpo,
y una vieja silla
se mueve bajo el anhelo
de que llegue el día
que nos reúna de nuevo;
seguiré siendo la que te cuenta
un par de tristes cuentos
que me dejaron los desvelos,
desde aquel momento
en que tus abrazos congelados
volaron a un nuevo cielo.

Y tú serás, de nuevo,
quién con aires frenéticos,
me devuelvas en instantes,
las sonrisas faltantes
en los ratos sin tus besos,
contándome las anécdotas
que has vivido en esa gloria,
en la que empezará,
sin tristeza en la memoria,
nuestra segunda eterna historia.


   
 
 

Fin
 

Comentarios para esta obra
Para poder comentar debes estar registrado


 
  De: hilb20
Nombre: Hilmar Báez.
Publicacíon: 18-Marzo-2017
Hilmar Báez

 
 

Opciones para esta obra:
(opciones solo para usuario registrados)
  Obras recientes:
~ La Segunda Part 18-03-2017
~ Deuda 18-03-2017
~ El Hastío 12-10-2016
~ Medianoche de A 12-10-2016
~ Yo 12-10-2016
~ Me he ido y, ¿q 12-10-2016
~ FELIZ ANIVERSAR 12-10-2016
~ Lluvia en la Ho 28-04-2015
~ La triste locur 08-04-2015
~ Un nuevo corazó 08-04-2015
+ Ver mas obras
 
 
Seguidores de hilb20
predicado
predi-pix
franc
francisco16108
stx11
stx112
ahsev
ahseverus
senti
sentimental
elber
elberodos
faust
faustogarciahorta
sayag
sayago74
capot
capotee155
thoma
thomas_singer
evzam
evzamora
liber
libertad
dagov
dagove
cosmi
cosmica_love2
orfeo
orfeo
secul
secularhermit
poemi
poemitiko2
geral
geraldine25
+Ver todos
Escritores Red Social


Políticas de publicación.

 
 
Complete Directory