La libertad

Es una obra del día a día, que se enaltece con la convicción de saberla digna de todo sacrificio. No puede haber libertad donde se niega la realidad. No puede haber libertad sin responsabilidad. No puede haber libertad si miramos neutrales la opresión hacia nuestros semejantes. No puede haber libertad sin acciones. No puede haber libertad sin rebelión. No puede haber libertad sin la esperanza de alcanzar el objetivo. No puede haber libertad sin perseverancia. No puede haber libertad sin integridad. Por tanto, si tienes oídos, ¡oye!; si tienes ojos, ¡ve!; si tienes boca, ¡habla! ; si tienes pies, ¡camina!; si tienes manos, ¡actúa! ******** Sé libre **********

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)