Coral

Hermosa reptília, leyenda eterna De vida en vida y de alma en alma Cómo explicar tu belleza y cómo ocultar tu morada? Aquella que dulcemente, consterna contempladora En tu natural belleza, que aún no sé si es dotada? Por la vida o por la muerte que llevas a tus espaldas... Teñida de negros y anillos, suspensivos e infinitos Porque no acaba tortura, acabas tú y no el resto Crimen o naturaleza, lo que hoy he cometido O en defensa quizás de ti, por lo que querías hacer Convertirme en otro punto que envenenas a merced! Mientras sagazmente vuelves a escurrirte enredadora En otro tiempo y otras manos, cautivas por tu belleza Que no percatan el brillo natural de tu mirada Hambrienta de presa y de negro saciar...

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)